Rhett Lamb
Imagina pasar 24 horas sin dormir... por tres años. Rhett Lamb (St Petersburg, Florida, USA) era un niño normal, sonriente y alegre; sin embargo, desde el día que nació, dormir le fue imposible.
Comparte "El niño que no podía dormir" en tus redes sociales
 
12 de Julio, 2017

 

¿Cómo empezó todo?

Al nacer, Shannon Lamb (su madre), sospechaba que su hijo tenía algo raro, más no había doctor capaz de diagnosticarlo.
Angustiada, comenzó a creer que ella misma estaba imaginando cosas o incluso sobre-protegiendo a su hijo. Hasta que fue evidente, realmente su hijo no dormía para nada.

Después de una serie de diagnósticos confusos, se creyó que Rhett tenía síndrome de Piernas inquietas, que se caracteriza por sensaciones desagradables en las piernas, especialmente cuando se descansa, haciendo que sea imposible dormir.

La vida sin dormir

Con el paso del tiempo (durante 3 años), el humor de Rhett comenzó a cambiar drásticamente, mostrando apatía para jugar con otros niños, nulos deseos de jugar y episodios de mal humor prolongados.

La falta de sueño afectó incluso su desarrollo cognitivo, por lo cual, ni siquiera se comunicaba verbalmente. Cada día más desgastados, sus padres tuvieron que modificar sus horarios de trabajo para poder hacerle compañía en sus noches en vela, haciendo la rutina de la familia aún más complicada.

El diagnóstico final

Después de muchas consultas y revisiones, se llegó a la conclusión que el problema estaba en una configuración anormal en su cráneo.

Esta rara condición se conoce como malformación de Chiari, que es un desorden neurológico en el que la parte inferior del cerebro, el cerebelo, desciende fuera del cráneo y presiona la espina dorsal y el cerebro, causando una serie de síntomas entre los cuales destaca, la falta de sueño.

Una vez comprobado que el problema era dicha malformación, los doctores procedieron a operar a Rhett para remover el exceso de hueso que presionaba su cerebro y columna, abriendo espacio y reduciendo la presión que se generaba entre ellos.

Una nueva etapa

Terminada la cirugía con éxito, Rhett finalmente comenzó a dormir, mejorando dramáticamente su calidad de vida.

Actualmente, Rhett es un niño normal, que incluso después del tiempo perdido, ha alcanzado a sus compañeros de clase, ya que ahora habla y se comunica como los demás niños de su edad.

_____________​__________________________​__________________________​__________________________​_____________

¡Comparte esta increíble historia!

_____________​________________________​__________________________​__________________________​_______________

Las condiciones neurológicas son delicadas, asegúrate de ser tratado por un experto en el tema, consulta con un neurólogo en tu estado.

Fuente: ABC NEWS