La Fascitis necrosante es una infección rara, pero que puede ser fatal.
Comparte "La terrible bacteria que carcome al cuerpo humano" en tus redes sociales
 
26 de Marzo, 2018

Cualquier corte en la piel, puede ser presa de esta bacteria si no se realizan las medidas de higiene necesarias para mantener el área seca y libre de agentes externos como polvo, cremas o perfumes.

Ya que esta infección llamada "Devoradora de Carne" ataca sin detenerse todos los tejidos blandos del cuerpo, incluyendo piel, músculo, grasa y vasos sanguíneos; es importante saber que ante un diagnóstico oportuno acompañado de un tratamiento con antibióticos, es una infección tratable y curable en la mayoría de los casos.

¿Cómo detectar su aparición?

Inicialmente se presenta con inflamación de la fascia, que es el tejido que envuelve los órganos, después, comienzan los dolores, el enrojecimiento de la epidermis, fiebre y en algunos casos un edema, que es la acumulación de líquido en zonas específicas dónde la infección está sucediendo.

¿Cuál es esta bacteria que devora tejidos?

Aunque originalmente se creía que sólo los Streptococcus del grupo A podrían ser los culpables de este mal, no se deja fuera de consideración a otras bacterias como Klebsiella, Clostridium, Escherichia coli, Staphylococcus aureus y Aeromonas hydrophila.

Síntomas adicionales

Cambios en la coloración de la piel, textura y dolor en el área son lo síntomas básicos, sin embargo, también se puede presentar fiebre, escalofríos, fatiga o vómitos.

•Se puede contagiar, aunque no fácilmente.

Desarrollar Fascitis necrosante en tejidos sanos no es normal, sin embargo, es probable un brote debido al contacto con un portador en áreas específicas donde haya ocurrido un corte, quemadura o picadura de insecto.

•Requiere tratamiento inmediato

Una vez detectada la infección en la piel, es muy importante tomar acción. Usualmente el tratamiento considera una serie de antibióticos para combatir la bacteria, sin embargo, en algunos casos es necesario incluso realizar cirugías para remover el tejido infectado.

¿Cómo evitarla?

Cualquier herida puede infectarse, sin embargo, las probabilidades de que esto suceda, aumentan cuando NO se realizan las medidas de higiene básicas o cuando otras enfermedades que debilitan nuestro sistema inmunológico se hacen presentes como la diabetes, cáncer, etc.

Para auxiliar una herida y evitar la aparición de la Fascitis Necrosante es importante:

  • Mantener cubiertas con vendajes limpios y secos las heridas abiertas o con secreciones, hasta que sanen.
  • No demorar en dar los primeros auxilios, aún en el caso de heridas leves que no estén infectadas (como ampollas, rasguños o cualquier otro corte en la piel).
  • Si se tiene una herida abierta o una infección en la piel, se recomienda evitar bañeras de hidromasaje, piscinas y cuerpos de agua natural (por ejemplo, lagos, ríos, mares).
  • Siempre tener las manos limpias (y secas) con agua y jabón, para realizar cambios de vendajes y curaciones.

Si tienes más dudas, recuerda consultar con un doctor de confianza cerca de ti, en tocdoc.com

Fuente: cdc.gov