Cambiar tu estilo de vida puede ser molesto, complicado o imposible, si tú te lo propones.
Comparte "¿Por qué nos hacemos propósitos tan difíciles?" en tus redes sociales
 
26 de Marzo, 2018

A veces pecamos de inocentes y creemos que podemos bajar fácilmente 10 kilos en un mes o que simplemente dejar el cigarro sólo requiere un poco de fuerza de voluntad.

Vemos miles de “casos de éxito” online y estamos seguros de que nosotros también podemos lograr todo lo que nos propongamos en un corto periodo de tiempo.

¿Qué sucede después?

Comenzamos a sentirnos frustrados, débiles y hasta de mal humor, por tratar de cumplir las metas imposibles o simplemente por haber cortado de tajo hábitos que llevamos años realizando.

Finalmente, agotados, tristes y derrotados, dejamos todo a un lado y volvemos al punto de partida.

¿Suena conocido?

Sí es así, y estás cansado de repetir la misma historia cada año, tenemos una serie de recomendaciones para reformular tus metas y esta vez cumplirlas de una vez por todas.

Nuestra lista de recomendaciones para seguir con tus propósitos:

1- Escribe todos tus propósitos, léelos con calma y colócalos en un lugar visible.

2- No seas tan exigente. En lugar de escribir, bajar 15 kilos, te recomendamos comenzar con “bajar de peso” y cuáles serán las acciones a tomar para lograrlo; por ejemplo, consultar con un nutriólogo, inscribirme en clases de baile y bajarle al refresco.

3- Crea una red de amigos. Así como las famosas tandas entre amigos, puedes crear una red de apoyo donde todos busquen lograr sus metas y ayudarse mutuamente, por ejemplo, sacando una inscripción grupal en un gimnasio o cocinando saludable entre ustedes.

4- Visualiza la meta. Quizá tu propósito es aprender francés, entonces, te recomendamos que en el transcurso, busques revistas, programas o películas que te ayuden a reforzar tu meta. Esto te ayudará a estar en contacto con tu propósito más allá de las clases semanales.

5- Haz una apuesta. No todos funcionamos de la misma manera, algunas personas necesitan sentir la presión de una competencia para poder lograr sus metas sin desmotivarse. ¿Quieres correr un maratón este año? Apuesta con un amigo con el mismo propósito para ver quién llega más rápido a la meta.

6- Usa tus apps. La mayoría de nosotros usamos dispositivos digitales para trabajar o comunicarnos, apóyate en ellos para crear pequeños recordatorios que te motiven a seguir.

7- Diviértete. Estás cambiando de hábitos, no cumpliendo penitencias. Asegúrate de encontrar la manera de mantenerte en línea con tus metas sin sentirte agobiado. Por ejemplo, si tu meta es hacer ejercicio, pero odias el gimnasio, busca una actividad física diferente que te motive, por ejemplo: escalada, natación o incluso, ¡Volverte paseador de perros!.

Recuerda, tus propósitos deben de estar creados con el fin de hacer mejor tu vida. ¡No pierdas el ánimo!

———

¿Buscas mejorar tu alimentación?

Encuentra un nutriólogo cerca de ti y empieza ahora.