Localizada arriba de la Manzana de Adán, la glándula Tiroides, se encarga de regular entre otras cosas, la temperatura de tu cuerpo, tu metabolismo e incluso los latidos de tu corazón.
Comparte "¿Qué pasa cuándo ésta glándula no funciona bien? " en tus redes sociales
 
26 de Marzo, 2018

Por lo cual, tu cuerpo puede dar signos de alarma si súbitamente dicha glándula decide trabajar de más o de menos.

¿Cuáles son los síntomas?

• Te sientes cansado.

Has perdido la vitalidad y te sientes cansado todo el tiempo, incluso después de dormir tus 8 horas de sueño.

• Te sientes deprimido.

El Hipotiroidismo, puede ocasionar una baja en los niveles de serotonina, los cuales afectan directamente en tu estado de ánimo.

• Te sientes ansioso.

Por otro lado, si sufres de Hipertiroidismo, tu cuerpo puede sentirse como a marchas forzadas, impidiéndote relajarte, sintiéndote constantemente agitado o acelerado.

 

• Tu apetito cambió.

¿Tienes hambre todo el tiempo? o ¿La comida ya no sabe o huele igual que antes? Puede ser un signo de que tu Tiroides no está realizando su trabajo adecuadamente.

• No te puedes concentrar.

Olvidar cosas frecuentemente, sentirse abrumado o simplemente tener problemas para concentrarte son signos de un fallo en la Tiroides.

• Perdiste tu apetito sexual.

Tu libido también puede estar siendo afectado, pon atención si tienes falta de energía o dolor en diversas partes de tu cuerpo.

• Tu piel está seca.

Revisa la textura de tu piel o si su apariencia ha cambiado, ya que si se ha vuelto áspera o escamosa, puede ser síntoma de este desequilibrio.

• Tus intestinos no funcionan como antes.

Diarrea constante o constipación continua y dolorosa son otro signo de este padecimiento.

• Tu menstruación ya no es regular.

Si tu periodo comenzó a fluctuar inexplicablemente o se volvió más abundante, puede ser signo de una tiroides hiperactiva.

• Sientes extraños dolores en músculos y extremidades.

Pequeños, y confusos dolores en partes específicas de tu cuerpo como manos, pies, brazos o piernas, pueden ser ocasionados por este desequilibrio.

• Tu presión va a la alza.

Si sufres de hipertensión, puede ser debido a que tu Tiroides no funciona correctamente.

• Tu termostato está alterado.

Si sientes mucho frío o mucho calor inesperada y continuamente.

• No duermes bien.

Puedes tener insomnio si tienes hipertiroidismo o sueño todo el tiempo si sufres de hipotiroidismo.

• No puedes bajar de peso.

Dieta, ejercicio ¿y aún así no bajas? La Tiroides puede ser la culpable.

• Estás perdiendo tu cabellera.

Tu cabello perdió su fuerza o sientes que se está cayendo en exceso.

• Si eres mujer, puedes tener dificultad para concebir.

Problemas en esta glándula, pueden aumentar tus niveles de colesterol, que están asociados a la baja de fertilidad en la mujer.

¿Tienes dudas sobre tu organismo?

Consulta con un Endocrinólogo y disipa todas tus dudas. Recuerda que aunque los desajustes en la Tiroides no son curables al 100%, pueden ser nivelados con un tratamiento adecuado.

Doctores recomendados